AGUAS TERMALES
AGUAS TERMALES
Album de fotos
Mis enlaces favoritos
LUGARES CONOCIDOS
Grupo de Investigación
“AMBIAKU: AGUA MEDICINAL”
Aguas Termales de Colón
Imagen
PRESENTACION DEL INFORME
Departamento del Putumayo
Municipio de Colón
Institución Educativa Sucre
Programa Ondas
Grupo de Investigación
“AMBIAKU: AGUA MEDICINAL”
Aguas Termales de Colón


República de Colombia
Departamento del Putumayo
Municipio de Colón
Institución Educativa Sucre
Sede Colegio Técnico Sucre

Rector
EDGARDO ABRAHAM CRIOLLO CUESVAS

Docente
ALEXIS FRANCISCO RAMÍREZ PORTILLA

Asesor Programa Ondas Putumayo
JOSÉ ALEJANDRO MENDOZA

Estudiantes
CATHERINE MARCELA MEZA MAIGUAL
DANIELA PIEDAD MAIGUAL CÓRDOBA
DORYS ANGELA YELA BENAVIDES
JHON WILLIAM CARDONA MUÑOZ
LUISA JOHANA MAYORAL TOLEDO
MARIO RIVERA FLOREZ
YESENIA DEYANIRA CASTRO CHALEAL
YURI STEFANNY CARDONA MUÑOZ
Año Escolar 2008


INICIO DEL INFORME

Problema de Investigación
La presencia de fuentes de aguas termales en el municipio de Colón (Putumayo) desde hace mucho tiempo ha sido considerada una fortaleza en el sector del turismo para atraer visitantes, incrementándose esta expectativa con la construcción del Centro Turístico Ambiaku. Sin embargo, no sabemos el origen de esta agua, las historias que han girado en torno a estas fuentes, los estudios ya efectuados, que elementos o sustancias químicas posee, sus propiedades físicas ni sus características microbiológicas.


Historia del Grupo
Al llegar la noticia de que en el colegio se estaban conformando grupos de estudiantes para desarrollar proyectos de investigación, en muchos de nosotros nació la expectativa de formar parte de alguno de ellos. Nos pusimos en contacto con los profesores que coordinaban los grupos, resolvimos las dudas que teníamos y entre estudiantes de noveno y décimo integramos nuestro equipo de investigación.
Con las orientaciones de nuestro profesor y de la Guía del Programa Ondas, nos fue posible diligenciar las bitácoras necesarias para presentar el proyecto.
El tema que abordamos fue seleccionado entre varios que propusimos entre los compañeros, la principal razón para escogerlo fue que, definitivamente, a todos los miembros del grupo nos llamaban la atención las aguas termales de nuestro municipio, cada uno por un motivo diferente, pero todos con ganas de conocer más respecto a esta riqueza natural. Por citar un caso, a una compañera, desde su infancia le parecía curioso que el escudo del municipio de Colón tuviese la inscripción “Ciudad de Termales” y ese era el impulso para investigar y aprender sobre este tema.
Consultamos con nuestros padres, abuelos, vecinos y amigos todo lo que supieran sobre los termales, conseguimos fotografías viejas y nuevas, nos prestaron libros y revistas, visitamos varios nacimientos de aguas termales de nuestro municipio, conocimos el funcionamiento del Centro Turístico Ambiaku (cómo recolectan el agua y la llevan a piscinas y tinas), fuimos hasta El Salado (una fuente de termales en el municipio de Santiago), medimos temperaturas, dejamos muestras en sedimentación, algunos miembros del grupo de investigación pudimos hablar con un profesor de la Universidad de Nariño en una visita que hicimos a Pasto y él nos hizo algunas sugerencias, aprendimos sobre equipos y materiales de laboratorio de microbiología, miramos nuestra muestras al microscopio…… en fin, el haber desarrollado esta investigación fue algo muy chévere.


Proceso de Investigación
Nuestra trayectoria de investigación la definimos en tres etapas:
1. Recopilación de información existente
2. Visitas de campo
3. Pruebas de laboratorio
A continuación vamos a relatar como desarrollamos cada una de ellas y en los “Hallazgos” contaremos que encontramos o, mejor dicho, nuestros avances del saber y el conocimiento.


1. Recopilación de Información Existente
Fuimos al Centro Turístico Ambiaku a averiguar por historias y estudios que existen alrededor de las aguas termales, allí nos contaron algunas historias, nos prestaron material impreso y en medio magnético y nos recomendaron hablar con otras personas y conseguir algunos libros y revistas.
Conversamos con nuestros padres, abuelos y algunos amigos de ellos, quienes nos informaron lo que conocen, que han escuchado, que planes han existido, que se ha hecho y dejado de hacer. Varios nos mostraron fotos, libros y revistas de los baños termales de Colón.
En Internet buscamos información sobre aguas termales: origen, características físico-químicas y microbiológicas, clasificación, lugares del mundo en que se encuentran, relación con cercanía a volcanes, etc.


2. Visitas de Campo
Primero fuimos al Centro Turístico Ambiaku, que todos ya conocíamos, al menos sus piscinas. Ahora tuvimos la oportunidad de observar las fuentes de agua, los tanques de almacenamiento y sedimentación y el sistema de bombeo hacia piscinas y tinas. También hicimos un recorrido por todas las instalaciones del centro: auditorio, cafetería, tinas, piscina para niños, piscina para adultos, sauna, jacuzzi, turco y sala de masajes.
Unos 300 metros abajo de Ambiaku, se encuentra una fuente en la orilla de la carretera, también la visitamos, observamos y tomamos muestras.
Tuvimos la oportunidad de visitar una finca en la que se tienen identificados y protegidos diez nacimientos de termales, para llegar al sitio caminamos aproximadamente 2 kilómetros por la carretera paralela al Canal D del Distrito de Drenaje del Valle de Sibundoy. Allí observamos gran cantidad de vegetación nativa que resguarda las fuentes de agua.
En estas visitas realizamos una descripción del entorno del sitio, tomamos la temperatura y recolectamos muestras de agua para realizar las pruebas de laboratorio.
Por último, viajamos a la Vereda Balsayaco, del municipio de Santiago y caminamos hasta el sitio denominado “El Salado”, conocido por las altas temperaturas de sus aguas. Lo difícil del terreno que fue necesario transitar, convirtió este día de salida de campo en una gran experiencia.


3. Pruebas de Laboratorio
La primera prueba de laboratorio que realizamos fue dejar, las muestras recolectadas, en reposo durante 15 días, luego de los cuales observamos si presentaron o no sedimentación.
Tuvimos la oportunidad de utilizar las instalaciones y equipos del Laboratorio Clínico Veterinario de la Granja de nuestro Colegio Técnico Sucre para “cultivar” en laboratorio muestras de agua y poder conocer sus características microbiológicas.
Nuestro asesor de Ondas nos colaboró en los Laboratorios de la Universidad de Nariño para obtener un “Protocolo base para aislamiento de microorganismos” y la cantidad suficiente de Agar Plate Count, indispensable para desarrollarlo.
Las funcionarias del Laboratorio Clínico del Hospital Pío XII de Colón nos dieron orientaciones fundamentales en el uso de equipos de laboratorio, principalmente la autoclave que sirve para la esterilización del material que se utilizará en las pruebas.
Preparamos el agar, disolviendo 8 gramos por litro de agua destilada, calentando en un erlenmeyer hasta ebullición y luego dejando en reposo hasta que se enfríen a 40ºC. Vertimos el contenido en las cajas petri en proporciones iguales.
Con las muestras de agua termal hicimos diluciones seriadas hasta 10-6 (1cc de muestra en 9cc de agua destilada y así sucesivamente), en tubos de ensayo esterilizados con tapa. De cada tubo de ensayo tomamos una muestra para sembrar en cada caja petri.
Dejamos las 18 cajas petri en la incubadora a una temperatura de 32ºC por 24 horas, luego de las cuales observamos que, mientras en unas cajas no se presentó ningún crecimiento, en otras si existieron colonias de microorganismos. Estas cajas las llevamos al Laboratorio Clínico del Hospital Pio XII, en donde las Bacteriólogas nos prepararon las muestras para ver al microscopio y caracterizar las bacterias presentes.


Hallazgos
Los resultados del proceso investigativo, en cada una de las tres etapas desarrolladas, los presentamos en las siguientes páginas de nuestro informe.


1. Recopilación de Información Existente
La revisión en Internet, nos llevó a encontrar en Wikipedia la siguiente información:
Se llama aguas termales a las aguas minerales que salen del suelo 5°C más que la temperatura superficial. Estas aguas proceden de capas subterráneas de la Tierra que se encuentran a mayor temperatura, las cuales son ricas en diferentes componentes minerales y permiten su utilización en la terapéutica como baños, inhalaciones, irrigaciones, y calefacción.
Según su temperatura las aguas se clasifican en:
- Aguas congeladas (menos de 20 ºC)
- Aguas hipotermales (21-35 ºC)
- Aguas mesotermales (35-45 ºC)
- Aguas hipertermales (45-100 ºC)
- Aguas supertermales (100-150 ºC)
De acuerdo a su composición mineral las aguas pueden ser:
- Aguas ferruginosas: presentan fundamentalmente hierro en su composición. Especialmente eficaz para paliar estados carenciales y dolencias hepáticas.
- Aguas cloruradas: presentan cloro. Estimulan las secreciones digestivas, entre otras.
- Aguas sulfuradas y sulfurosas: con azufre. Muy utilizadas en el campo de la hidrología médica, las primeras son ácidas y lodosas.
- Aguas sulfatadas: aparte de azufre pueden incluir sodio, calcio, magnesio o cloro en su composición. Muy utilizadas.
- Aguas bicarbonatadas: con bicarbonato. Frías y alcalinas. Se utilizan en estados de acidez gástrica. Pueden ser sódicas, cálcicas, mixtas, cloruradas o sulfatadas.
Respecto a la distribución de aguas termales en el mundo, se afirma que prácticamente cualquier país las puede presentar en sus límites. Algunas localizaciones importantes pueden ser zonas volcánicas como Nueva Zelanda, México, Islandia, Japón, Colombia, Bolivia, Chile, Perú y el Parque Nacional Yellowstone en Estados Unidos. También existen aguas termales al norte del Uruguay, en los departamentos de Artigas, Salto y Paysandú y en la provincia de Entre Ríos en Argentina, siendo las más importantes de este país la de la ciudad de Termas de Río Hondo, provincia de Santiago del Estero, y Copahue, en la provincia de Neuquén. Al norte del Perú en el distrito de Curgos aflora grandes manantiales de aguas calientes sulfurosas y ferrosas con muchas propiedades curativas sobre todo para casos de reumatismo, estas están en El Edén, en Yanasara y en Churin.
(Fuente: www.wikipedia.org)
Si bien recogimos mucha información a través de las narraciones de las personas con que conversamos, consideramos nuestra principal fuente de reseñas relacionadas con las aguas termales en la historia de Colón, al libro escrito por el Padre José Restrepo López, titulado “Colón Setenta y Cinco Años 1916-1991”, del cual extractamos los siguientes apartes:
Es admitido generalmente entre geólogos que el Valle de Sibundoy, del que pertenecen al Municipio de Colón unas 70 hectáreas, fue hace varios milenios un Mar Interior de las dimensiones de La Cocha o Lago Guamués, cuyos bordes debieron llegar al piedemonte donde se asientan en semicírculo las poblaciones de San Francisco, Sibundoy, Colón y Santiago.
En la orilla suroccidental de este Mar Interior, en las juntas de los ríos Balsayaco y Juisanoy, cuatro kilómetros al sur de Santiago, estudios geológicos recientes sitúan el “Volcán Sibundoy”, que fue activo en épocas remotísimas. No es fantástico suponer que una colosal erupción de este volcán provocó un cataclismo que rompió el dique natural de rocas del suroccidente del mar antedicho, el cual se desaguó parcialmente por la garganta del actual Porotal.
Confirman la existencia de ese primitivo volcán las aguas termales de Balsayaco, de 60 grados centígrados de calor, y las de Colón, de 30 grados, que hacen pensar en la presencia de una corriente subterránea de aguas calientes de elevada temperatura en el subsuelo de este sector.
(Fuente: Restrepo López, p3)
La siguiente referencia de las aguas termales es de mediados del siglo XIX, cuando el 26 de noviembre de 1846 pasó por la región del futuro Colón el Padre José Laínez, misionero jesuita, con miras a evangelizar el río Putumayo, en cuyo fervoroso empeño duró escasos dos años pues la enfermedad lo rindió en plena selva, muriendo en La Concepción, Bajo Putumayo, el 27 de junio de 1848. En carta que escribió a su superior desde Mocoa estampa lo siguiente: “En el tránsito desde Santiago a Sibundoy en unas rozas de indios existen dos manantiales de agua caliente; ya habíamos pasado de largo cuando supe el caso; y como me aseguraban que el agua hervía, no pude menos que volver atrás para satisfacer mi curiosidad observando aquel fenómeno. Con este objeto anduve como dos horas; entré en las rancherías, medí el calor del agua en entrambas fuentes; distante como treinta pasos la una de la otra; en la primera me dio el termómetro 32 grados y en la segunda 38 del de Réaumur; como vuestra Reverencia vé falta mucho para que el agua llegue al estado de ebullición, no verificándose este sino a 80 grados. Estos manantiales aparecieron de resultas del terremoto del año 34 que tantos daños y trastornos causó en todos estos países, no sólo en los edificios, según tengo dicho, sino que también en las cordilleras y serranías”. Esta es una evidente referencia a las fuentes termales de Colón.
(Fuente: Restrepo López, p5)
Durante la primera mitad del Siglo XX, se tienen dos reseñas de las aguas termales: los trabajos en los Baños Termales se habían comenzado tímidamente en 1921 cuando el Concejo aprobó la construcción de un canal de madera que captara las aguas para facilitar su utilización como baño por el público. En el año 1941 la Comisaría encargó a Hernando Chaves la construcción de un edificio adecuado: se ignora hasta donde avanzó en su propósito.
(Fuente: Restrepo López, p46)
En 1966 se celebró el cincuentenario de la fundación de Sucre (el actual Colón) y, por tal motivo, se colocó la primera piedra del Hotel de Turismo y la Junta de Fomento Corregimental cursó un oficio al Senado de la República, en cuyos apartes señala:
…la historia de la colonización del territorio señala al Padre Capuchino Fidel de Montclar como fundador de aquel poblado, escogiéndose para el efecto un sitio en donde no se sabe qué admirar más, si la feracidad de las tierras, la bondad del clima, las ricas aguas termales benéficas para la salud, o la belleza del paisaje campesino que desde él se divisa hacia todos los puntos cardinales del Valle de Sibundoy.
El pueblo de Colón, epicentro de aquella hazaña, es, pues, testigo de una promesa cumplida por patriotas anónimos, es además un lugar propicio para fomentar el turismo nacional por sus termales y la suavidad de su clima templado.
Se adjuntó al oficio un Proyecto de Ley, como sugerencia al Honorable Senado, en estos términos:
“La Nación se asocia a la celebración del Cincuentenario de la fundación de Colón… Para conmemorar dicho acontecimiento la Nación destina la suma de quinientos mil pesos ($500.000) para la edificación del Hotel de Turismo Termales de Colón…”
(Fuente: Restrepo López, p63)
En el capítulo dedicado al período de Colón Corregimiento Intendencial (1969-1989), se mencionan diversas obras atrasadas, aduciendo que diversos factores han influido para que no lleguen a su culminación trabajos públicos que se han emprendido muchos años atrás, como la Casa del Mercado, el Hotel de Turismo, la Casa de los Baños Termales, el Puesto de Policía…
(Fuente: Restrepo López, p68)
En el año 2000 se remodela la antigua construcción de los Baños Termales de Colón y a partir del 2004 se inicia la construcción del actual Centro Turístico Ambiaku, que actualmente, entre otros, presta servicios de piscinas, tinas, sauna, turco, jacuzzi, masajes, auditorio y cafetería.


2. Visitas de Campo
En las visitas de campo a los diferentes nacimientos de agua termal, nuestra atención se centró en describir el entorno que los rodea, medir con un termómetro su temperatura y recoger las muestras para las pruebas de laboratorio que posteriormente realizamos.
El olor característico de todas las fuentes de agua termal, es similar al de huevo cocinado, lo que sugiere la presencia de azufre. Este olor es más fuerte en unos nacimientos que en otros.
En la siguiente tabla consolidamos los resultados obtenidos, aclarando que los diez nacimientos de la finca ya referenciada tienen características similares y por tanto únicamente citamos como Fuente 2 a todos ellos:

SITIO 1:Tanques Ambiaku, 2:Piscinas Ambiaku, 3:Fuente 1, 4:Fuente 2

Tº(ºC)
AGUA: 1: 46; 2: 34; 3: 32; 4: 32

Tº (ºC) AMBIENTE: 1: 11; 2: 13; 3: 32; 4: 32

OLOR: 1: fuerte; 2,3y4: debil

COLOR: 1y2: Transparente; 3y4: Turbio

ENTORNO: 1: cemento; 2: enchape;
3y4: vegetacion

Teniendo en cuenta que se consideran aguas termales a las que salen del suelo 5ºC más que la temperatura superficial, podemos afirmar que todas las fuentes visitadas corresponden a aguas termales. A su vez podemos clasificarlas de la siguiente forma: las aguas de los tanques de Ambiaku son mesotermales (entre 35 y 45ºC) y las de las otras fuentes son hipotermales (entre 21 y 35ºC).


3. Pruebas de Laboratorio
Las pruebas de sedimentación nos dieron como resultado que las muestras tomadas directamente en la fuente presentan, tras 15 días de reposo, gran precipitación de material, básicamente lodos, que son precisamente los que les dan las características de turbidez. Por su parte, las muestras de los tanques y las piscinas del Centro Turístico Ambiaku, no presentaron precipitación, seguramente debido al tratamiento previo que reciben antes de ser bombeadas, que les elimina todo material susceptible a precipitar.
El cultivo de muestras en laboratorio, arrojó como resultados el crecimiento de colonias de microorganismos en las muestras tomadas directamente de las fuentes naturales, mientras que, en las tomadas en el tubo surtidor de las piscinas del Centro Turístico, no se presentaron crecimiento de bacterias.
Para poder observar al microscopio los microorganismos que crecieron en las cajas petri, en el Laboratorio Clínico del Hospital Pio XII prepararon las muestras en portaobjetos y adicionando reactivos como violeta de gram, lugol, alcohol cetona y fucsina, tras lo cual fue posible observar, de acuerdo a la Bacterióloga, cocobacilos, grampositivos y gramnegativos.
Nuevamente recurrimos a Internet para conseguir información y Wikipedia nos dice lo siguiente respecto a este tema:
La forma de las bacterias es muy variada y, a menudo, una misma especie adopta distintos tipos morfológicos, lo que se conoce como pleomorfismo. De todas formas, podemos distinguir tres tipos fundamentales de bacterias:
- Coco (del griego kókkos, grano): de forma esférica.
- Diplococo: cocos en grupos de dos.
- Tetracoco: cocos en grupos de cuatro.
- Estreptococo: cocos en cadenas.
- Estafilococo: cocos en agrupaciones irregulares o en racimo.
- Bacilo (del latín baculus, varilla): en forma de bastoncillo.

- Formas helicoidales - Vibrio: ligeramente curvados y
en forma de coma, judía o cacahuete.
- Espirilo: en forma helicoidal rígida o en forma de tirabuzón.
- Espiroqueta: en forma de tirabuzón (helicoidal flexible).
La palabra Cocobacilo se refiere a microorganismos que combinan: forma de bacilo (bastón), y forma de coco (esférica).
En microbiología, se denominan bacterias Gram positivas a aquellas bacterias que se tiñen de azul oscuro o violeta por la tinción de Gram: de aquí el nombre de "Gram-positivas" o también "grampositivas". Esta característica está íntimamente ligada a la estructura de la envoltura celular por lo que refleja un tipo natural de organización bacteriana. Son uno de los principales grupos de bacterias, las otras son las bacterias Gram negativas.
(Fuente: www.wikipedia.org)


Prospectiva
Los integrantes del Grupo de Investigación AMBIAKU: AGUA MEDICIAL, Aguas Termales de Colón, estamos muy interesados y motivados para, de ser posible, continuar con otros aspectos de nuestra investigación, que en el presente año no fue posible cubrir.
En primer lugar nos gustaría proseguir con pruebas de laboratorio que nos permitan identificar y clasificar los microorganismos existentes en los nacimientos de aguas termales.
También pretendemos investigar acerca de los beneficios medicinales que, se afirma, reciben las personas que con frecuencia toman baños en las tinas o piscinas de agua termal.
Además queremos vincularnos con otras entidades que nos pueden apoyar en nuestra investigación. Por ejemplo, nuestro Asesor de Ondas nos contactó, vía Internet, con un científico del Grupo de Investigación de Fisicoquímica de Geogases y Aguas Termales del Instituto de Geología y Mineria INGEOMINAS. Lamentablemente, por ocupaciones del científico, no nos fue posible aprovechar sus conocimientos en la presente investigación, pero guardamos la esperanza que en nuestro próximo proyecto tendremos su acompañamiento.
ESCRIBEME
Me interesa tu opinión